Mazo de descartes

Visitando Guadalupe, ciudad de conquistadores y peregrinos.

| 0 Comentarios

Guadalupe

En nuestro viaje de hoy nos aventuramos por tierras extremeñas, cuna de intrépidos conquistadores y exploradores. Nuestros inquietos pies de caminantes nos llevan hacia la mágica ciudad de Guadalupe, situada en pleno corazón de la comarca de las Villuercas (Cáceres).

 ¡Guadalupe! Ciudad medieval de peregrinos, artesanos y talladores de piedra; antiguos moldeadores del espacio cuyo único objetivo era proteger este maravilloso legado cultural.  Moldeadores del tiempo que construyen una pasarela desde una época de grandes monasterios, rezos y supersticiones hasta nuestros días; días de avances tecnológicos y de la información donde el peregrinaje religioso se mezcla con el ecoturismo. ¡Si vieran los antiguos canteros como amanece hoy Guadalupe! ¡Veámoslo pues!

Entrada a la plaza de Santa María y el Real Monasterio.

El caminante que al llegar a Guadalupe se sacude al fin el polvo del camino quedará extasiado por la placita de Santa María, centro neurálgico de la ciudad y presidida por el Real Monasterio, del cual hablaremos un poco más tarde.

Plaza de Santa María

Plaza de Santa María

Antes de nada un apunte histórico; esta bella ciudad antaño morada de guerreros celtas, romanos y luego cristianos que veneraban a la reina del lugar: la Virgen de Guadalupe, surgió de la necesidad de acoger a los numerosos peregrinos que llegaban por doquier allá por fines del siglo XIII. La Villa de Guadalupe fue visitada por el Rey Alfonso XI en el año 1335 quedando este muy impresionado por la leyenda de la Virgen y el lugar tan bonito, rodeado por el monte, donde se situaba. El Rey consiguió una bula del Papa concediéndole permiso para restaurar el sagrado santuario que entonces presidía la villa. El posterior desarrollo de la población surgió a raíz de su proximidad con la Vía de la Plata.

Regresando a la plaza, debo decir que este rincón pintoresco, digno de las más bellas postales, se encuentra salpicado de tiendecitas de artesanía y gastronomía del lugar. Tiendas donde comprar desde rico queso de oveja y de cabra hechos allí, jamón y surtido ibérico pasando por vinos típicos, dulces hasta productos decorativos (tiendas de cerámica, suvenires de Guadalupe, trabajos con mimbre y tiendas de alambiques antiguos). Me atrevo, como amante de la repostería extremeña, a invitaros a probar un dulce típico “La Candelilla”, rosco elaborado con masa (huevos, azúcar, aceite y harina), anís y miel.

Candelilla

Candelilla

Entremezclados con las tiendas de artesanía encontraréis un salpicado de sombrillas y terrazas donde bares además de restaurantes ofrecen sus mejores platos al visitante. Lo mejor y más económico es comer de raciones, aunque los asados y platos elaborados son también un suculento manjar para paladares bien acostumbrados y porque no agotados de largas jornadas de bocatas durante el peregrinar.

Plaza de Santa María y Monasterio

Plaza de Santa María y Monasterio

Terrazas de la plaza

Terrazas de la plaza

Desde la plaza de Santa María y atravesando los arcos, que bien parecen portales de tiempo, se puede llegar a otras partes de la ciudad tales como la fuente de Los tres Chorros, la Hospedería, El Parador entre otros. Todos ellos los visitaremos con la calma y el tiempo que se merecen, pues aún es temprano y nos queda aún mucho día por delante.

El real Monasterio de Guadalupe.Guadalupe24

El Real Monasterio es sin duda la joya arquitectónica de Guadalupe. Nacido como una humilde ermita-santuario para venerar la figura de una virgen, hallada en las márgenes del río Guadalupe por un pastor hacia el año 711. La talla actual del románico, data del S.XII aunque cuenta la leyenda que la figura original fue tallada en el S.I d.C por San Lucas. Pero tal hecho seguirá formando parte de la leyenda que cubre a esta virgen negra.

monasteriodeguadaluperetablomayor01

Contemplándolo desde cualquier punto de la plaza podréis admirar la gran variedad de estilos artísticos que lo componen y que conviven entre si: la antigua iglesia mudéjar de la cuál aún subsiste el ábside junto a los arcos y ventanales de estilo gótico español. De la primitiva ermita desgraciadamente ya no queda nada.

Si os adentráis en el interior podréis disfrutar de:

  • El templo en sí, destacando la nave central que queda muy iluminada por los grandes ventanales con sus bellas lacerías. Inmersa en el retablo principal y protagonista indiscutible del mismo se encuentra la figura de la Virgen Negra objeto donde se concentra toda la energía de devoción por parte de los peregrinos y creyentes. Energía que se puede percibir solo con sentarse a contemplar la obra del retablo y la grandiosa bóveda de crucería y que te hace sentir un hormigueo erizando los pelos de la nuca. Es un lugar de paz.
  • La fachada, se extiende entre las torres de Santa Ana y la Portería. Se divide en dos cuerpos. uno la entrada doble al templo donde nos reciben dos puertas de bronces, réplicas de las originales y el otro consta de dos grandes ventanales góticos.
  • El Claustro mudéjar y el templete. Finalizado en 1405, el visitante podrá pasear entre sus muros y observar el templete construido con barro cocido y ladrillo bien decorado con mosaicos y yeserías. Las maravillas del estilo mudéjar se despliegan ante los ojos del visitante, vuestros ojos.
  • Varias capillas: Capilla de Santa Ana (estilo gótico), San Gregorio, etc.
  • Las torres. Las torres de Santa Ana construida en el S.XV, la torre de la Portería y la torre de las Campanas entre otras adornan la increíble fachada del Monasterio.

Si sois amantes de la arquitectura y de las obras de arte, el Real Monasterio no os dejará nada indiferentes.

Saliendo de la oscuridad del templo, un sol cada vez más intenso ciega mis ojos. Los grados suben en un rústico termómetro que venden en una de las tiendas de la plaza. Es hora de hacer un descanso y reponer fuerzas en una de las terracitas, nos tomaremos unas cañitas o lo que se tercie mientras contemplamos el ajetreo turístico de la plaza y la imponente fachada del monasterio.

El Parador Nacional  y la Hospedería.

El Parador Nacional

No hace falta que el caminante canse mucho sus pies para visitar otro grandioso edificio pues, justo en frente del monasterio se sitúa el Parador Nacional.  Mezcla de estilos podréis admirar como el gótico español, renacentista y en especial el arte mudéjar toledano. Cuando entras lo primero que llama la atención es eso olor a antiguo; una mezcla de humedad, piedra y madera tratada. Hay que respirar hondo para sentir su historia en las fosas nasales, historia que comienza con la construcción de un Hospital de Peregrinos (1402) para luego convertirse en un Colegio de Infantes durante el S. XVI. ¡Os voy a contar una pequeña curiosidad! Durante su etapa como hospital fue una de las escuelas de medicina más importantes de España donde estudiaron los médicos más prestigiosos, algunos de los cuales sirvieron a los Reyes Católicos a lo largo de su reinado.

Sin embargo el visitante no ha visto nada aún hasta entrar en sus dominios. Lo que le espera y no es por revelar sus secretos es el patio central, alegre, acogedor, luminoso donde el olor a antiguo se mezcla con el aroma a azahar que desprenden los naranjos y limoneros que lo adornan, cuyas sombras dan lugar a rincones de luz y penumbra. Macetas con arbustos llenos de flores en las esquinas, elegantes arriates junto a sonoras fuentes proporcionan un frescor más que grato en un día soleado de primavera. Quizás y si tenéis imaginación os puede llegar a la mente alguna escena de “Las mil y una noches”.

Si llamáis al camarero que atiende el restaurante del parador vendrá en un abrir y cerrar de ojos con una sonrisa para ofreceros lo mejor de la gastronomía de Guadalupe.

La hospedería

En el mismo monasterio pero en su parte posterior se encuentra la Hospedería. Para llegar a ella hay que subir una escalinata de piedra para después encontrarse con su fachada pétrea y un gran pórtico de madera que le dará la bienvenida al caminante o peregrino. En la actualidad, es un hotel moderno que no reniega en absoluto de sus orígenes. Cuenta con 47 habitaciones, servicio de restauración, ocio e internet así como salones reservados para bodas y celebraciones. Enclavado en el mismo monasterio y rodeado de naturaleza, se puede sentir el mismo silencio y tranquilidad que se respiraba antaño cuando los peregrinos cansados de su andar, descansaban y oraban reclamando solo un poco de paz.

Toda la información sobre precios y reservas la podéis encontrar en el siguiente enlace:

http://www.hotelhospederiamonasterioguadalupe.com/

Otros lugares de interés en Guadalupe.

Para finalizar nuestro día de visita en Guadalupe y ya con la puesta de sol en ciernes, podemos centrar nuestra atención en otros puntos de interés histórico artístico de Guadalupe.

  • La plazuela y fuente de los tres caños. Saliendo de la Plaza de Santa María por el Arco de las Eras se llega a esta plazuela, perteneciente al conjunto de La Puebla Baja, cuyo atractivo principal atractivo a parte de la arquitectura de los edificios es la fuente de los Tres Caños. Esta fuente construida en el S.XV, en la actualidad está conectada a la red de suministro de agua de la población pero en sus orígenes se encontraba unida a la red de fuentes del Arca del agua, una de las obras hidráulicas más importantes de la Edad Media en la Península Ibérica.
  • Los arcos. Numerosos arcos que proporcionaban la entrada de los peregrinos a la ciudad se distribuyen alrededor de la plaza de Santa María. El arco de las Eras de mampostería de piedra (entrada del Sur y Levante); el  Arco de Sevilla con una exquisita decoración floral que junto al Arco del Chorro gordo, cuyas antiguas almenas le otorgan el título del más original dando salida hacia la judería y el Arco de San Pedro cerraban el primer cinturón defensivo del monasterio, construido en el siglo XV para proteger la ciudad de la masiva afluencia de peregrinos. El Arco del tinte cierra este despliegue de belleza.
  • Los antiguos hospitales. El Hospital nuevo de Mujeres construidos en el S. XV y con una sorprende fachada de estilo gótico. Actualmente es propiedad privada pero fue el segundo hospital más importante de la región después del de San Juan Bautista (actual Parador Nacional). Hospital de la pasión creado para tratar a los enfermos de sífilis y que durante el s. XIX fue transformado en una fábrica de jabones, como una ironía del destino diría yo. Por último el hospital de San Sebastián construido en el S.XV y que acogía a los peregrinos y cofrades enfermos, su bella fachada de estilo mudéjar decora la calle donde se encuentra.

Rutas para aventureros y senderistas a través de la comarca de las Villuercas.

Además de núcleo religioso y turístico, Guadalupe es centro de excursionistas y viajeros aventureros que recorren las diversas rutas que atraviesan la zona de las Villuercas. Con un entorno natural envidiable, bosques frondosos de pinos y otras especies protegidos en todo momento por la serranía, habitada por gigantes de piedra que guardan los secretos de la ciudad.

Para que vosotros, caminantes, podáis preparar con tiempo las rutas os dejo un enlace con las más importantes y bellas de estos parajes.

http://senderismoenguadalupe.blogspot.com.es/

Para los que deseéis peregrinar y hacer un viaje interior hacia Guadalupe, os dejo un mapita con las diversas rutas de peregrinación que salen desde distintos puntos del país. No se puede olvidar que en las proximidades se sitúa la Vía de la Plata, ruta llena de lugares y paisajes extraordinarios que no hay que dejar de visitar.

Mapa de caminos del peregrino.

Mapa de caminos del peregrino.

¡Espero que hayáis disfrutado de esta breve visita a Guadalupe! ¡Contadnos vuestras experiencias de caminantes, ecoturistas o peregrinos!

 

“Caminante, son tus huellas,

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino

se hace camino al andar,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante, no hay camino

sino estelas en la mar”

Antonio Machado

 Guadalupe27

Autor: Morgana

Crea magia con tus propias manos porque como un sabio dijo un día "la vida es sueño y los sueños, sueños son."

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: