Mazo de descartes

Reseña Kanzume Goddess

| 0 Comentarios

Ficha técnica

IMG_2534Diseñador: Zhu Rong
Editorial: Japanime Games
Año publicado: 2012
Número de jugadores: 2-6
Duración: 45 minutos
Dependencia del idioma: Nivel medio
Precio: 30€

Kanzume Goddess es un juego de construcción de mazos o Deckbuilding basado , como tantos otros, en el Dominion. En él, dos panteones de dioses, los griegos y los nórdicos, se enfrentan en una lucha titánica para hacerse con el control del mundo. Para llevarlo a cabo cuentan con sus discípulos y la fe, capaz de llevar a grandes guerreros a luchar en su bando.

Objetivo

El objetivo del juego es acabar con los dioses rivales. Si es una partida individual deberás acabar con todos tus rivales. En el caso de jugar por equipos (con 4-6 jugadores), un jugador contará con un dios principal y a ese es al que hay que destruir. Para llevar esta labor a cabo, tendrás que ir mejorando tu mazo con los puntos de Fe que te otorgan los favores de valerosos guerreros y nuevos discípulos.

¿Cómo se juega?

IMG_2528

Disposición inicial para 4 jugadores por equipos

En el juego por equipos cada uno de los mismos deberá elegir un Panteón (griegos o nórdicos). Después se elige un jugador cuyo dios será el principal y los demás miembros del equipo serán dioses de apoyo. Cada dios principal empieza la partida con 20 puntos de energía. Los dioses de apoyo tendrán sólo 10.

El setup es sencillo: A cada jugador se le reparte su mazo inicial compuesto por 8 Priestess y 2 Sacred Guardian. Se barajan todos los guerreros y se forman 6 montones más o menos equivalentes con la primera carta boca arriba. También se colocan los discípulos en 3 montones distintos (uno por cada tipo de discípulo). Todos estos montones de cartas forman el Área Pública de donde se irán comprando cartas para mejorar los mazos.

Se elige al azar el jugador inicial y comienza la partida. Cada turno consta de 5 fases:

  1. IMG_2529

    Buena jugada donde se han encadenado cuatro cartas

    Fase inicial: donde se pueden llevar a cabo algunas habilidades de los dioses.

  2. Fase de juego: aquí también se pueden activar las habilidades de los dioses si procede. En esta fase el jugador actual puede jugar tantos guerreros y discípulos como quiera con la única restricción de que para encadenar guerreros tienes que seguir un código de color. Me explico, cada guerrero tiene, en la parte superior izquierda, un color al que pertenece (más grande) y dos colores más pequeños que restringen el guerrero a jugar a continuación. Esto hace que se necesite más estrategia a la hora de comprar guerreros para ver si puedes encadenar una buena serie de ellos.
  3. Fase de reclutamiento: en esta fase se pueden gastar los puntos de Fe ganados en la fase de juego para adquirir nuevas cartas en el Área Pública, ya sean discípulos o guerreros. El coste se indica en la parte superior derecha de cada carta. Hay dos diferencias importantes respecto a otros juegos como Dominion y similares y son que puedes comprar tantas cartas como dinero tengas para gastar (en el Dominion solo puedes comprar una a menos que alguna carta te permita nuevas compras); y que las cartas adquiridas no van al descarte sino al mazo, con lo que estarán disponibles para tí en tu próximo turno.
  4. Fase de descarte: todas las cartas jugadas van a tu mazo de descarte junto con las cartas no jugadas de tu mano. En esta fase también se pueden activar, si procede, las habilidades de los dioses.
  5. Fase final: Se roba una nueva mano de 5 cartas y se pasa el turno al siguiente jugador.

Todas las cartas tienen distintas habilidades o acciones, algunas atacan, otras protegen, otras hacen robar o descartarse, etc. y conseguir encontrar el equilibrio para poder derrotar a tus oponentes es la clave de este juego.

El juego acaba cuando sólo queda un Dios principal y ese equipo será el ganador.

También se puede jugar de forma individual y se juega todos contra todos. Lo único que cambia es la energía inicial (que es de 15 para todos) y las condiciones de victoria. Ahora puedes ganar destruyendo a todos los demás o alcanzando un total de 25 de energía, cosa muy complicada.

PROS

  • Es un juego muy interactivo, algo que se le echa en falta a este tipo de juegos, algo que le da un aire fresco y diferente al Deckbuilding.
  • Las ilustraciones me parecen muy cuidadas. No me quiero meter en si son demasiado provocativas o no, eso irá en los gustos de cada cual pero a mi este estilo me gusta, por eso es un pro.
  • La posibilidad de jugar tanto por equipos como de forma individual es un acierto ya que consigues experiencias de juego totalmente distintas. Además, si juegas por equipos, todo cambia si eres el dios principal o uno de apoyo. En definitiva, es un juego muy rejugable.

CONTRAS

  • Hay 18 guerreros distintos con 5 copias cada uno. Se queda un poco escaso. Tienes la sensación de comprar siempre los mismos guerreros y se te hace repetitivo.
  • Esta sólo en inglés y aunque no es un inglés muy difícil (es de tipo Magic) puede limitar el sacar el juego con gente que no tenga ni idea de la lengua de Shakespeare.
  • La carta de energía es un engorro. Colocas el Dios encima y vas moviéndolo según la vida que tengas y a la mínima que te descuidas el dios está por ahí y no sabes que energía tenías. Con lo fácil que hubiera sido unos contadores…
  • Una cosa que nunca entenderé es por qué hacen los juegos sin pensar que les van a poner fundas. ¿Es que nadie piensa en las cartas? Suelo enfundarlo todo y si lo haces con este juego búscate otra caja para guardarlo porque en la lata tan bonita que viene ya no te cabrá.

OPINIÓN

He jugado a bastantes Deckbuilding y este es uno de los mejores. Lo es porque tiene una interacción que echaba en falta en los demás. Me parece un acierto el juego por equipos que hace que te confabules con tus compañeros para acabar con los apoyos antes de ir a por el jefe o hacer de muro para salvar al jefe mientras los demás minan sus fuerzas. Hay distintas estrategias a seguir y distintos dioses a elegir que te las marcan. Que tienes ganar de estrujar mucho a los griegos, se elige a Loki como dios principal y como apoyos a Odín y Thor y la partida se convierte en una carrera desenfrenada por hacerte con los pocos guerreros que dan energía para poder sortear la pérdida causada por Loki cada turno.

Te exige bastante a la hora de elegir las cartas a comprar por el tema de los colores. Tienes que tener muy claro como quieres jugar el turno. A lo mejor quieres robar cartas con Aquarius y luego atacar con Leo pero más te vale tener algo entre medias o no podrás hacerlo (como Pisces o Virgo). Esto hace que tengas turnos de combos infinitos y otros no te comas un rosco pero ahí está la gracia…

IMG_2532

Mejor Piscis o mejor Virgo…

En definitiva, un buen juego que recomendamos ya que aporta un aire fresco a los Deckbuildings sin perder un ápice de lo que hace grande a estos juegos.

Autor: Alfredo

Sólo soy un friki de nivel medio obsesionado con pasármelo bien y, que mejor forma que jugando a juegos de mesa, viajando o relatando las historias que surgen en el rol con tus amigos.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: