Mazo de descartes

Lavar la ropa nueva del bebé

| 0 Comentarios

Cuando tenemos un bebé o nos estamos preparando porque va a venir un bebé a nuestras vidas, compramos y nos regalan un montón de ropita variada, mantitas, peluches, etc.

Recuerdo que me hacía muchísima ilusión lavar y planchar toda la ropita (la nueva y la heredada), colocarla en su percha y por meses en el armario, y tenerlo todo listo antes de que llegara a este mundo (luego ya no tuve ese tiempo…claro).

Pero una de las cosas a las que presté especial atención es a lavarla toda antes. Hoy os cuento por qué y lo avalo con un experimento gráfico.

Cuando compramos o nos regalan ropa nueva, esa ropa se ve sometida a un ciclo enorme desde que se fabrica hasta que llega a nuestras manos. Vamos a poner el ejemplo de un body de bebé.

Lo primero que se fabrica es el tejido, que normalmente también se tiñe o estampa. Una vez listo, se empaqueta en rollos y se envía para hacer la prenda a la fabrica, donde se corta, se cose, y se le ponen los corchetes y etiquetas. Una vez listo, nuestro body se empaqueta en bolsas y cajas, y se almacena preparado para su distribución (muchas veces durante meses). Por fin, llega a la tienda de ropa, se desembala y se expone a la venta.

Pues bien, hasta aquí nuestro body ha pasado por muchos puntos en los que ha ido acumulando sustancias. La más evidente es la de las manos y máquinas que lo manipulan en ambas fábricas. Además, hay que sumarle las partículas excedentes del teñido o el estampado. Cuando las prendas se confeccionan, se rocían con un spray para evitar que se apolillen y que le confiere ese tacto de apresto a la ropa nueva. Ese spray tiene también partículas que sólo se van con el lavado. Las bolsas y cajas donde se almacena no son por supuesto estériles, y evidentemente no sabemos las condiciones higiénicas que han mantenido a la hora de transportar, almacenar y exponer el pequeño body.

En el segundo capítulo de la historia, nuestro precioso body, colgado en su percha en la tienda, se somete diariamente al toqueteo de las manos de los clientes e incluso a caerse al suelo por descuido. Vamos a obviar que haya clientes que se lo prueben, puesto que la ropa de bebés suele cogerse guiados por la talla.

Y luego por fin nosotros vamos a la tienda, nos gusta esa prenda de ropa (ohhh, que mono para mi bebé…), la compramos, la llevamos a casa, la metemos un armario y la ponemos sobre la piel de nuestro pequeño, dulce y tierno bebé, sobre su piel súper nueva, súper sensible y súper todo.

Parece que el body esta limpio, pero realmente no es así. Tiene roña propiamente dicha (transporte, manipulación, toqueteo…) y una serie de compuestos químicos del tinte y los demás componentes sintéticos que se han empleado en su fabricación, y éstos son los que a mí me parecen más importantes de eliminar, puesto que son los que pueden causar alergias e irritaciones en la piel de nuestro hijo.

Por todas y cada una de estas razones es muy conveniente lavar muy bien la ropa (más si cabe si es del bebé) antes de ponérsela. Además, es recomendable usar un jabón para ropa delicada, uno especial para bebé o simplemente un jabón de sosa hecho en casa de toda la vida, incluso el típico jabón Lagarto también nos vale, no hace falta gastarnos un pastizal en jabones especiales.

Y aquí os dejo unas fotos del ejemplo que yo hice en casa dando un agua a tan solo dos bodys blancos de bebé, para que veáis como se queda el agua después.

Agüita limpia:

Agüita con jabón:

Agüita tras el lavado:

Con este post no es mi intención herir la sensibilidad de los trabajadores que tejen, manipulan o transportan la ropa durante todo su ciclo. Se entiende que son condiciones normales del trabajo, y que somos los clientes los que debemos asegurarnos de higienizarla. ¿O acaso no lavamos unos vasos de Ikea antes de beber en ellos? Pues la ropa también.

Y vosotros, ¿laváis la ropa nueva antes de usarla? ¿Y la de los niños?

¡Un saludo a todos!

Autor: bichodelcampo

En todos los fregaos...

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: