Mazo de descartes

Pinzas-Corcho

| 0 Comentarios

P1140370

Para este taller os traigo una manualidad muy sencilla y sobre todo muy práctica. Consiste en fabricar nuestras propias pinzas con corchos de botellas. De esta manera podremos cerrar nuestras bolsas de patatas, de arroz, de harina, etc. de una manera original y personalizada que no pasará desapercibida a nuestros invitados.

Nuestras pinzas-corcho van a estar decoradas como nos plazca, y que sepáis que es un detalle muy chulo para hacer un regalo casero a algún amigo. Es una actividad ideal para hacerla con los peques de la casa o en el colegio.

Así que si queréis saber cómo lo he hecho, seguid leyendo y ¡Manos a la obra!

Materiales y Herramientas

  • Cutter o cuchillo sin sierra: yo os aconsejo un cuchillo, los mejores son los que usamos para mondar patatas, porque suelen estar bien afilados.
  • Pinceles de diferentes tamaños: uno grande para cubrir bien las partes generales y otro para dibujar detalles. También podemos ayudarnos de un indeleble de punta fina si lo que queremos dibujar es muy muy pequeño.
  • Pintura acrílica: yo uso normalmente las marcas Americana y Orita.
  • Ojos de pegatina. Algunos vienen listos para pegarlos directamente, para otros necesitaréis pegamento rápido.
  • Otros accesorios para decorar, lo que más os guste, como tornillos, lana, lentejuelas, etc.
  • Tapones de corcho. (también puede hacerse con los sintéticos, pero no quedan tan bien)

P1140376

 Pasos a seguir

1. Hacerle la cuña al corcho

Lo primero que vamos a hacer es elegir los mejores corchos para nuestro trabajo. Es importante que estén lo más limpios posible y que no tengan demasiadas letras o dibujos serigrafiados. Así nos será más sencillo decorarlos.

Con el cutter o el cuchillo vamos a extraer una cuña del corcho. Esa cuña es la que servirá para cerrar ben las bolsas. La haremos en la parte de abajo de los corchos y debe llegar más o menos a la mitad de la altura total del tapón.

 

2. Comprobamos que pinza bien las bolsas

Una vez que hemos extraída la cuña, comprobamos que el corcho agarra bien las bolsas. Este paso es muy importante, porque igual tenemos que rebajarle un poco más, y es mejor hacerlo ahora que cuando esté preciosamente decorado. Para ello lo mejor es cojer una bolsa que no pese mucho y tratar de dejarla colgada del corcho.

 

3. Decorar el corcho como se quiera

Una vez que está hecha ya la pinza lo mejor es decorarlo como uno guste. Yo los pinto con pintura acrílica y les decoro con algunos accesorios divertidos. Me encanta disfrazarles de personajes famosos. Aquí os dejo algunos ejemplos:

 

Yo voy a hacer otro minion, que es el que más me gusta. Para ello primero pinto de amarillo todo el corcho, incluida la parte de arriba y la de abajo. Si tiene pocas letras grabadas, tendremos que darle menos capas de amarillo.

 

Bueno, y ya lo tenemos terminado, es así de sencillo, no tiene más, así que esperamos que os haya gustado y que os animéis a hacerlo pronto. Cualquier duda o comentario será bienvenido. ¡Hasta la semana que viene!

P1140399

 

 

Autor: bichodelcampo

En todos los fregaos...

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: