Mazo de descartes

Salmorejo fácil y rápido

| 0 Comentarios

SalmorejoCon la llegada del calor hay dos cosas que cambian principalmente en nuestras costumbres culinarias, nos apetece tomar cositas frescas y que no engorden (la archiconocida operación bikini). Para cumplir estos dos requisitos veraniegos propongo un plato típico, adaptado a la falta de tiempo que vivimos, sano y fresquito para cualquier momento del día, el salmorejo.

Dificultad: Muy fácil Tiempo de elaboración: 15′ Raciones: 3-4 Coste aprox.: 5€

Ingredientes:

Ingredientes

Ingredientes

  • 5 Tomates
  • 1 ó 2 Dientes de ajo (a gusto del comensal)
  • 1 Cebolleta
  • 2 Huevos
  • Pizca de sal
  • Aceite
  • Pan duro (sustituido por pan rallado en la forma más rápida)
  • Virutas de jamón serrano

Materiales:

  • Batidora
  • Jarra para batir
  • Pasapurés

Preparación:

Paso 1: Preparación de las verduras.

Verduras troceadas

Verduras troceadas

Comenzaremos limpiando bien los tomates y troceándolos en cuadrados no muy grandes, la forma no es importante, pero un tamaño pequeño facilitará los siguientes pasos. Realizaremos la misma operación con la cebolleta y los ajos, prestando especialmente atención a quitar el corazón de estos últimos, evitando de esta forma que, cuando lo tomemos, no tengamos esa sensación que nos repite su sabor.

Paso 2: Primer paso por la batidora.

Una vez tengamos todo el tomate, la cebolleta y los ajos bien troceado lo introducimos en la barra para batir. Con mucho cuidado comenzaremos a batir poco a poco, especialmente porque nos llevará un rato que los tomates suelten su jugo y sea más fácil triturar todo.

Cuando tengamos todo bien triturado se nos plantea la mayor y única pega que tiene el salmorejo, ¿lo queremos más o menos suave de textura? Yo suelo pasarlo por el pasapuré (vulgarmente conocido como chino) con un tamiz pequeño para evitar que nuestro salmorejo tenga restos de piel del tomate o algún trozo que se haya escapado de la batidora.

Batiendo la verdura
Batiendo la verdura
Salmorejo en el pasapurés
Salmorejo en el pasapurés

Paso 3: Segundo paso por la batidora.

Es el momento de trocear el huevo que previamente hemos cocido y echarlo a la sopa de tomate y verduras que tenemos. Añadiremos un poco de sal y nuevamente batiremos, consiguiendo de esta forma espesar un poco el futuro salmorejo.

Para acabar nuestro plato añadiremos pan rallado, y soy consciente que es una herejía, pero cumple su función de espesante. Lo correcto sería añadir pan duro, con mucha miga, y dejar que se ablande, batiendo nuevamente. Como en nuestro caso es un salmorejo fácil y rápido, nos aprovecharemos de las soluciones sencillas que nos ofrece el supermercado. Añadido el pan, removeremos hasta que todos los ingredientes se mezclen bien.

Ya todo bien mezclado solo nos queda esperar a que se enfríe durante una o dos horas en la nevera, salvo que seamos un poco impacientes y no podamos esperar.

Añadimos el huevo y la sal
Añadimos el huevo y la sal
Listo el salmorejo para la nevera
Listo el salmorejo para la nevera

Paso 4: Presentación.

Para presentarlo hemos de cortar el jamón en virutas pequeñas o tiras muy finas, también podemos comprar taquitos pequeños y echarlos, ahorrándonos un tiempo. Es importante tener en cuenta un pequeño detalle, si hacemos sudar un poco el jamón para que suelte su aceite sobre nuestro salmorejo, conseguiremos un sabor muy especial y un gran toque final. Para ello podemos dejarlo un buen rato a temperatura ambiente o darle unas vueltas en el microondas.

Echamos nuestro salmorejo fresquito en un plato o un cuenco, añadimos en la superficie las virutas de jamón que hemos preparado y, como toque final, lo regamos todo con un chorrete de aceite virgen para fomentar más los sabores. ¡Buen provecho!

IMG_20140707_215044

Autor: Adokin

Con una buena cerveza, buena comida y una mejor compañía se puede hacer de todo, incluso un blog.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: