Mazo de descartes

Tarta de Limón sin horno

| 0 Comentarios

Tarta de Limón

Tarta de Limón

Hacer una Tarta de Limón ligera y fresquita para esta primavera es muy fácil; y más si os digo que no necesitáis encender el horno ni tener en la despensa ingredientes complicados ni aparatos revolucionarios. Aquí os damos todos los datos necesarios para elaborarla en un periquete. La hemos extraído de pequerecetas.com, un blog con ideas muy originales que os recomendamos que visitéis. Así que poneros el delantal y ¡manos a la obra!

Dificultad: Muy fácil Tiempo de elaboración: 30′ Raciones: 10-12 Coste aprox.: 5€

Ingredientes:

  • 400g de requesón: Yo lo hice con el de Mercadona. Se vende en tarrinas de 200g.
  • 1 yogur de limón.
  • 1 sobre de gelatina de limón: Yo use la gelatina en polvo de limón de Mercadona y le eché un sobre entero.
  • 1 vaso de zumo de limón: necesité exprimir tres limones
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 200 g de galletas (tipo galletas María)
  • 80 g mantequilla

Materiales:

  • Exprimidor
  • Colador
  • Mortero o trituradora
  • Microondas
  • Batidora
  • Lengua de repostería
  • Molde de tarta
  • Jarra para batir

Preparación:

Paso 1: Preparar la base de la tarta.

Base de galletas

Base de galletas

La base de la tarta de limón va a ser la tradicional base de galletas. Para ello necesitaremos triturarlas de alguna manera. Como yo no tengo una máquina que las triture en condiciones, decidí hacerlo con el mortero. Las fui echando poco a poco y machacándolas.

Después debemos semiderretir la mantequilla en el microondas, lo justo para que esté muy blanda, pero no líquida del todo. Con unas vueltas a baja temperatura es suficiente.

Lo mezclamos todo y hacemos un puche de galletas. Cuando esté todo ligado, ponemos esa pasta en el fondo de un molde desmoldable. Mi molde es el típico metálico de  26 cm, pero os recomiendo uno un poco más pequeño que el mío. Cuando hayamos colocado la base en el fondo del molde, la aplastamos un poco con la mano, procurando cubrir toda la superficie y que no queden huecos.

Por último, lo metemos en la nevera una media hora para que la mantequilla se enfríe y deje la base estable.

Paso 2: El zumo de limón y la gelatina

Zumo de limón

Zumo de limón

Exprimimos los limones, colamos el zumo en un vaso y lo metemos en el microondas para que se caliente sin llegar a hervir. Con un minuto a máxima potencia debería servir. Cuando lo saquemos (ojo que puede quemar), echamos en el vaso la gelatina en polvo y removemos con una cucharilla hasta que quede todo disuelto. Os recomiendo no echarla de golpe, sino poco a poco, pues os será más sencillo.

Paso 3: Mezclarlo todo y montar la tarta

En un bol mezclamos el zumo con la gelatina, el requesón, el azúcar y el yogur. Lo batimos todo bien con la batidora hasta que la pasta sea homogénea. Como no es mucha cantidad, os recomiendo mezclarlo en un bol poco ancho y bastante alto, para que al batir lleguéis bien a todos los sitios. Yo uso una jarra de unos 12 cm de diámetro.
Cuando esté todo bien batido sacamos el molde de la nevera, echamos el líquido encima y lo volvemos a meter para que cuaje. Serán necesarias de 6 a 8 horas para que la tarta esté lista. Yo os recomiendo hacerla la tarde de antes o muy temprano para que dé tiempo a que enfríe bien.

Y para terminar, si os apetece, podéis decorarla con algún tipo de confitura, nata o chocolate. Dad rienda suelta a vuestra imaginación y agarrad la cuchara rápido, que se acaba!!

Autor: bichodelcampo

En todos los fregaos...

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: