Mazo de descartes

Camino al Paraíso: al rescate de una película conmovedora

| 0 Comentarios

Camino_al_para_so-610657900-large

En el día de hoy, cercano ya al fin de semana, os quiero recomendar esta película que tuve el honor de ver hace algunos años. Paradise Road o Camino al Paraíso de Bruce Beresford es una película basada en hechos reales a partir de los escritos del diario de la enfermera Betty Jeffrey. Sus páginas relatan como en 1942 un grupo de mujeres lucha por sobrevivir en un campo de concentración japonés en medio de la selva durante la Segunda Guerra Mundial. No sólo tendrán que sobrevivir a base de esfuerzo y superación sino que la música formará parte especial de la película y también de la historia real de estas mujeres. El fuerte espíritu femenino que se apodera de la trama además de la conmovedora música coral también protagonista en buena medida han sido poderosas razones por las que volví a verla hace tan sólo unos días. Pero creo que me estoy adelantando, antes voy a presentarla como es debido.

 

Camino al paraíso (1997)

Dirección y guión: Bruce Beresford

Producción: Australia, Estados Unidos

Género: Drama; Duración: 122 minutos

Sinopsis

Camino al paraíso es una producción australiana dirigida por el director Bruce Beresford y estrenada en 1997. Narra la historia de un dispar grupo de mujeres que viajan a Estados Unidos justo cuando Singapur es rodeada por las tropas japonesas en plena Segunda Guerra Mundial. Los hombres deben ir a luchar mientras que las mujeres son puestas a salvo y enviadas a América en barco. Durante su huída pasajeros y tripulación son bombardeados por las fuerzas japonesas. La escena se torna dramática manteniendo al espectador en tensión hasta su culmen cuando el barco se hunde y las supervivientes quedan desamparadas ante un océano inmenso.

Aquellas que logran vivir llegan hasta la isla de Sumatra donde creyendo que están a salvo son capturadas por los militares japoneses y confinadas en un campo de concentración en mitad de la selva. A partir de aquí las circunstancias se tornan a cada instante más adversas para las protagonistas y tendrán que hacer frente a torturas, trabajos forzados, hambre además de escapar de la muerte que llega vestida de epidemias. En tales condiciones extremas, estas valientes mujeres llevadas a la gran pantalla por un reparto espectacular, deberán arriesgar todo por sus vidas y sus ideales. Aquí es donde comienza a imperar el espíritu femenino referido con anterioridad; un espíritu que hará sobresalir valores como el coraje, la amistad, la comunidad y sobre todo grandes dosis de creatividad y solidaridad. Es en estas condiciones cuando el ser humano saca lo mejor y lo peor de sí mismo enfrentándose cara a cara con el miedo y la muerte.

Uno de los pilares en los que se apoya la trama de la película es la música coral. Todo comienza cuando una maestra de música se las ingenia para poder enseñar a cantar a las reclusas a pesar de las protestas japonesas. A partir de este punto la película adquiere aún más belleza y emoción haciendo vibrar al espectador con el resultado musical.

Para abrir el apetito os muestro el trailer (V.O)

 

Reparto y crítica

Si algo hay que destacar de la película son las soberbias y muy creíbles interpretaciones del reparto encabezado por la actriz Glen Close quien da vida a la intrépida Adrienne Pargitter, la maestra de música, que junto a Pauline Collins (Daisy Drummond) llevará a cabo la difícil y entusiasta tarea de formar una orquesta coral. Apoyando la trama con intensidad se encuentran: una jovencísima y espectacular en su papel Cate Blanchett (El Señor de los Anillos), Julianna Margulies (actriz de Urgencias, The Good Wife y Las Nieblas de Avalón) y la siempre carismática Jennifer Ehle. El reparto masculino, determinado a ser quizás “secundario” en el film, está liderado por: Stan Egi (da vida al temible Capitán Tanaka) y Clyde Kusatsu (en el papel del sargento Tomiashi)

Fuente: filmlinks

Glen Close, Jennifer Ehle y Julianna Margulies (Fuente: www.filmlinks.com)

Estas interpretaciones junto a la buena ambientación, vestuario y maquillaje hacen que el espectador consiga meterse por entero en este drama que posee sus momentos de gran tensión, como el ataque al barco y también momentos un poco más lentos incluso llegando a ser quizás algo tranquilos. Aún así el valor y la amistad que emanan los potentes personajes femeninos llegan de verdad al corazón. La fiereza y crueldad de los militares japoneses contrasta con la sensibilidad y la belleza de estas voces que a su modo cautivarán a sus captores y os llenarán de emoción mientras disfrutáis de una agradable tarde de palomitas y buen cine.

 

 

 

Autor: Morgana

Crea magia con tus propias manos porque como un sabio dijo un día "la vida es sueño y los sueños, sueños son."

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: