Mazo de descartes

Una vida en las sombras: nunca más

| 0 Comentarios

“…Y mi alma, del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo, no podrá liberarse. ¡Nunca más!”

2130393070103355830S600x600Q85Así termina el poema más famoso del genio Edgar Allan Poe. Sí, quizá el más famoso, pero no por ello el único que merece la pena leer una y otra vez. Hoy os recomiendo una vida, la obra completa del padre del terror, Edgar Allan Poe.

El primer relato que leí fue “el entierro prematuro”, seguramente el mejor relato que haya leído. A partir de ahí fui devorando cada uno de los relatos de Poe que caían en mi poder y, poco a poco, fui sumiéndome en ese mundo oscuro, de callejuelas empedradas iluminadas por tenues luminarias, de oscuros pozos y péndulos , de corazones delatores y de la blanca y siniestra sonrisa de Ligeia. Ese universo que rodea los relatos de Edgar Allan Poe de misterio, enterrados que nunca murieron, de obsesiones que muestran su peor cara a la luz de la chimenea, de los finos límites entre la cordura y la locura… no existe nada tan emocionante, inquietante y adictivo.

Pero también quiero contaros un poco de su agitada vida, que siempre estuvo llena de periodos de alucinaciones entierro-prematuro(algunos aseguran que causados por las drogas, otros por una enfermedad mental) que le hacían escribir sus mejores relatos de terror, tal vez autobiográficos.

Muchos enigmas rodearon a este hombre, pero uno de los más inquietantes tiene que ver con su novela “Las aventuras de Arthur Gordon Pymm”. Narra cómo el protagonista se embarca en un ballenero y, entre otras experiencias, tiene que recurrir finalmente al canibalismo para poder sobrevivir. En la novela deciden que será el cocinero del barco, Richard Parker, quien se sacrifique. Treinta y cuatro años después de escribir esta narración, una goleta inglesa naufragó en el Atlántico y tuvieron también que recurrir al canibalismo, una vez lo echaron a suertes el elegido sería el cocinero, de nuevo un tal Richard Parker.

Y el genio Poe también murió entre sombras, tras tres días de vagar sin rumbo por las calles de Baltimore en pleno delirium tremens fue ingresado en un hospital donde el último susurro que escucharon de sus labios decía “nunca más”. Poco se sabe de la causa de su muerte, los documentos oficiales desaparecieron.

Os dejo, además de mi pasión por Allan Poe, una lista de reproducción del grupo de dark ambient Nox Arcana, de su álbum “Shadow of the raven”, dedicado por entero a este autor. Disfrutad de la lectura y la música y recordad, el caos es siempre más divertido.

Autor: cAoS

Crea el caos y siéntate a contemplarlo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.


A %d blogueros les gusta esto: